Reclaman una Consejería de Cultura propia con más presupuesto ante las elecciones del 13-F

Noticia recuperada de El Norte de Castilla 

 

La Fundación Jesús Pereda reclama que la actividad artística y creativa entre en el debate electoral

 

La Fundación Jesús Pereda de CCOO en Castilla y León ha presentado este viernes en Valladolid el manifiesto ‘La cultura como eje del progreso en Castilla y León’, donde plantean un posible «itinerario» de lo que, a su juicio, debe ser la «nueva política cultural» en la Comunidad, según explicó el presidente de la institución, Ignacio Fernández.

«La realidad y la potencialidad del sector cultural es enorme, ya no solo en la creación de ciudadanos críticos sino en aportación al PIB, y es triste que ocupe un lugar tan secundario en el propio debate electoral», afirmó en alusión a los comicios autonómicos del próximo 13 de febrero.

«Pretendemos que la cultura se integre en los programas electorales con el valor que nosotros le damos, que sea tema de discusión en la propia confrontación electoral (algo que no ocurrirá), y que este ambicioso manifiesto marque las líneas que siga el Gobierno que salga de las urnas para desarrollar una nueva política en el ámbito cultural», afirmó.

Entre las reivindicaciones que plantea el documento, al que ha tenido acceso Ical, reclaman que la Consejería de Cultura «sea única, al margen del turismo, el deporte o la educación, porque tiene entidad por sí sola», y defiende «la creación de una Ley de Cultura en Castilla y León de la que andamos huérfanos», así como «la creación de un órgano de interlocución vivo y directo con las administración que no ha existido».

Además, según expuso Fernández, exigen que el presupuesto destinado al sector se duplique, pasando del 0,5%actual al 1% al final de la legislatura «solo para cultura», de forma que según explicó el gestor cultural Miguel Ángel Pérez, cuenten con «un presupuesto acorde al de las regiones con las que compiten los artistas plásticos y escénicos de Castilla y León». En ese sentido, subrayó que en Cataluña el ratio del PIB destinado a la cultura se sitúa ya en el 2 por ciento.

Además, tanto Fernández como otros firmantes del manifiesto, como el citado Pérez o Concha Gay, presidenta de la Asociación de Artistas Visuales de Castilla y León, exigieron la desaparición de la Fundación Siglo, ya que a juicio del presidente de la Fundación Jesús Pereda «no tiene sentido la existencia de un ente paralelo cuando la Consejería tiene capacidad para desarrollar esas mismas tareas».

«Es un documento ambicioso, cargado de significados y sentido por una gran parte del sector de la cultura en Castilla y León, insatisfecho con cuarenta años de gobierno de un mismo partido, cuyas políticas no han situado la cultura en el lugar que merece, y la han tenido orillada desde la crisis de 2008, de forma que hemos perdido una década», apuntó Fernández.

Entre los puntos que aborda el documento, se pide solventar las «desigualdades territoriales evidentes en esta materia», potenciar el sector privado «para que crezca», garantizar el «empleo cultural digno», establecer medidas contra la precariedad laboral, promover el acceso universal a la cultura, separar los presupuestos de cultura de los de festejos y que se aborde una acción cultural «desde la transversalidad y la perspectiva de género».

Adhesiones al manifiesto

Según explicó la gestora cultural de la Fundación Jesús Pereda, María Luisa López Municio, el manifiesto cuenta por el momento con 86 adhesiones de creadores como el pintor Manuel Sierra, el director de Fetal Álex Rodríguez, Juan Carlos Mestre, el director del Estudio PobrelaVaca Mr. Zé, Lola Eiffel y compañías como Títeres de María Parrato y La Quimera de Plástico, si bien confían en que sean muchos más quienes se unan tras la presentación pública del documento, que tuvo lugar este viernes.

López Municio explicó que ante el arranque de la campaña electoral de los comocios autonómicos desde la Fundación harán llegar el manifiesto a todos los partidos políticos de la Comunidad, «para que lo tengan en cuenta» en la elaboración de sus propuestas, con el objetivo de «crear y transformar la cultura en Castilla y León».

En la presentación también intervino la representante de Teloncillo, Ana Isabel Gallego, que señaló que «debemos dejar a quienes vienen detrás un camino dibujado con más luz», antes de reivindicar «una educación digna, pública, laica, gratuita» y «una cultura accesible desde la pluralidad, donde juegue un papel importante la gente joven y emergente».

Por su parte, Concha Gay denunció que los artistas visuales de Castilla y León llevan «muchísimos años abandonados», y señaló que desde AVACyL han planteado en los últimos años una veintena de propuestas «con la callada por respuesta». «Tenemos muchísimo talento en Castilla y León, pero se nos van todos los creadores. Necesitamos ayudas, ciencia, cultura, sanidad y educación; esos pilares son fundamentales, sin eso no vamos a ningún sitio», defendió.

Por último, Miguel Ángel Pérez reclamó «un apoyo decidido a lo rural» y defendió que la cultura «es un motor de creación, no solo cultural, sino también de economía, empleo y bienestar». «En Castilla y León tradicionalmente nos gusta el monocultivo, hacer muy pocas cosas, y poner todos los huevos en la misma cesta es bastante peligroso. En la Junta siguen trabajando en esa vía, yo creo que trabajan razonablemente bien el tema del patrimonio, pero con la cultura viva y la creación hay bastantes problemas», expuso antes de lamentar que la «creación básica, primera y elemental, está absolutamente desatendida en Castilla y León».