La muestra de la artista polaca Goshka Macuga se retrasa hasta julio

Noticia recuperada de LA NUEVA CRÓNICA

 

Manuel Olveira cree que la Fundación Siglo no solo no contribuye a agilizar la gestión del Musac sino que parece entorpecerla con la intención de paralizar o retrasar las actividades del museo.

 

Lo que hasta hace unas semanas era una preocupación se ha convertido, en palabras del todavía director del Musac, Manuel Olveira, que dejará el cargo el próximo 11 de junio al no haberle sido renovado el contrato, en «una triste realidad». «Yo ya intuía que la Fundación Siglo estaba paralizando la gestión de la muestra de la artista polaca Goshka Macuga prevista para el 5 de junio. A pesar de que desde el Musacenviamos a la Fundación Siglo la documentación para el concurso de transporte el día 15 de marzo, la Fundación Siglo ha retrasado su publicación hasta el  pasado jueves. O sea, un mes y medio de retraso. Eso implica que el concurso no podrá ser resuelto en las fechas inicialmente previstas y que han de ser retrasadas, obligando así a retrasar también la apertura de la exposición al mes de julio, cuando yo ya no estaré en el museo. No creo que eso sea una casualidad», asegura Olveira, para quien ese retraso parece ser intencionado para que no pueda estar presente en la inauguración. «Esos retrasos son ya muy comunes en la Fundación Siglo que está demostrando no solo falta de agilidad en la gestión sino también que parece pretender paralizar y bloquear la acción el museo», sostiene.

Para Manuel Olveira un ejemplo de esos retrasos incomprensibles en la gestión son los concursos de limpieza y de auxiliares. «El contrato de la empresa que cubre los servicios de auxiliares acabó en septiembre de 2020, y sigue incomprensiblemente prorrogado a pesar de que se realizó un concurso que la Fundación Siglo lleva meses sin resolver y, aunque pregunto constantemente, o no me dan respuestas o me dan largas. Respecto al contrato de la empresa de limpieza es aún más grave porque acabó en mayo de 2020 y no ha sido resuelto a pesar de que fue convocado. Eso está obligando a prolongar un año el anterior contrato con la empresa que tiene unas horas asignadas que no cubren las actuales necesidades de limpieza derivadas del Covid-19, lo que obliga a cerrar el museo los martes para repartir esas horas el resto de días y limpiar convenientemente».

Olveira se muestra sorprendido de que la Fundación «quiera que abramos excepcionalmente el 18 de mayo, Día Internacional de los Museos, que es un martes, cuando el museo lleva obligado un año a cerrar los martes. Obviamente desde el Musac queremos abrir todos los martes, y no excepcionalmente uno, pero la Fundación Siglo no resuelve el contrato que lo haría posible».

Para el director del Musac, todo parece indicar que la Fundación Siglo «no solo no contribuye a agilizar la gestión del Musac sino que parece entorpecerla con la intención de paralizar o retrasar las actividades del museo, dificultando que el público pueda acceder a ellas», concluye.