La Asociación AVA CyL reivindica IGUALDAD para los artistas en el Día Internacional de la Mujer

La asociación de Artistas Visuales Agrupados Castilla y León (AVA), reivindica IGUALDAD para los artistas en el Día Internacional de la Mujer.

 

Es inevitable, cuando se habla de la mujer en el arte, empezar haciendo referencia a una situación de desigualdad generalizada y evidente, desde el reconocimiento histórico y académico y la presencia manifiestamente inferior en museos y colecciones, a la falta de visibilidad y la precarización profesional que todavía en nuestros días afecta a las mujeres.

Si la situación ya es dura para los y las profesionales del sector: falta de reconocimiento institucional, dificultades para la profesionalización, dependencia económica de otras actividades, altos niveles de autoempleo, baja retribución, inestabilidad, poca tasa de afiliación a los sistemas de seguridad social…; las mujeres artistas aún están un paso por debajo de sus compañeros varones.

A diferencia de otros sectores en los que los registros oficiales y otras fuentes profesionales, empresariales o sindicales permiten tener un censo de los trabajadores en una actividad específica, en el caso de los artistas este censo no existe, lo que dificulta obtener datos fiables y disgregados por sexo. Los estudios realizados desde ámbitos académicos y asociativos, sin embargo, muestran una realidad inequívoca en este sentido: a pesar de que el número de mujeres activas en la creación artística es hoy, ya desde la formación especializada, considerablemente superior al de los hombres, las condiciones y el rendimiento económico de su actividad quedan muy por debajo de la media. Las artistas visuales siguen teniendo menor visibilidad, menor presencia en las galerías y en ferias de arte, pero también tienen ingresos inferiores y más irregulares, con la consiguiente menor cotización a la Seguridad Social, precios más bajos, más cargas familiares y mayor dependencia dentro de la unidad familiar, más desempleo… En resumen, una situación aún más deficiente que el ya en general precario escenario del conjunto de los artistas contemporáneos.

Es por todo ello que este 8 de marzo, desde la asociación Artistas Visuales Agrupados Castilla y León (AVA), queremos reivindicar algo tan simple, tan necesario y, al parecer, tan difícil de lograr como la

IGUALDAD

Nuestras obras son importantes por su calidad, por su mensaje, por su representación de la sociedad en que vivimos, por su carácter transformador, por la transmisión de valores imprescindibles…, independientemente de si las realiza una persona baja o alta, rubia o morena, hombre o mujer. Las artes visuales son determinantes para el futuro, para la riqueza cultural y patrimonial de nuestro país, y para el desarrollo de nuestra sociedad. Es hora de que el trabajo de nuestras artistas sea reconocido y valorado del mismo modo que el de los hombres.