El IAC denuncia “la absoluta falta de interés y empatía de los responsables de Cultura de la Junta de Castilla y León con el sector de las artes”

Noticia recuperada de tamtampress-es

 

Reproducimos el comunicado enviado por el IAC sobre “el incumplimiento flagrante por parte de la Consejería de Cultura de la promesa de adjudicar un Fondo de Reactivación Artística destinado a la compra de obras de arte de galerías y artistas anunciado hace meses con gran despliegue por el director de la Fundación Siglo, Juan González-Posada”:

EL IAC DENUNCIA LAS FALSAS PROMESAS DE LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN

El IAC, Instituto de Arte Contemporáneo, desde su delegación territorial en Castilla y León, denuncia la absoluta falta de interés y empatía de los responsables de Cultura de la Junta de Castilla y León con el sector de las artes visuales, pues a día de hoy no han cerrado el procedimiento de adquisición de obras de arte por un valor de 200.000 euros comprometido hace más de seis meses y tampoco han hecho pública la composición del supuesto Comité Asesor que debería decidir dichas adquisiciones.

Se trata sin duda de una desatención inadmisible tanto a los artistas como a las galerías de la Comunidad que tanto estímulo y cuidados necesitan en estos tiempos y cuyo papel en la creación de las colecciones públicas que darán a conocer a las nuevas generaciones el arte de comienzos del siglo XXI es fundamental. Como así ha sido entendido por otras administraciones que han considerado estos procedimientos como urgentes.

El 15 de junio de 2020, como respuesta a las reclamaciones del sector a través del IAC y AVACyL, el Viceconsejero de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, Raúl Fernández Sobrino, había enviado sendos correos electrónicos a las presidentas de ambas asociaciones en nuestra comunidad en los que exponía, literalmente: “En lo que se refiere a la convocatoria de compra de obra, está a punto de publicarse. Ha pasado ya por los servicios jurídicos y me imagino que estará lista en muy pocos días (es un procedimiento que se plantea y se tramita desde la Fundación Siglo). En lo que se refiere a la comisión técnica que decidirá las compras, todavía no está cerrada, pero la idea es que cuente con expertos de prestigio” .

El 22 de agosto de 2020 la Consejería de Cultura y Turismo publicó en su web y anunció con gran despliegue la puesta en marcha de un “Fondo de Reactivación Artística destinado a la compra de obras de arte de galerías y artistas castellanos y leoneses para paliar los efectos del COVID-19 en el sector del arte contemporáneo”, un acuerdo que había firmado dos días antes el Director General de la Fundación Siglo para el Turismo y las Artes, Juan González- Posada, y que ya llegaba con muchísimo retraso respecto a iniciativas similares en otras Comunidades.

El procedimiento de compra que fue anunciado por González-Posada como una “novedad” se alejaba, sin embargo, estrepitosamente de los llevados a cabo por otras Comunidades Autónomas; la casi totalidad de las cuales estaban gestionando y ejecutando dichas adquisiciones extraordinarias siempre a través de sus respectivos Museos de Arte Contemporáneo y mediante procesos en los que los Comités Asesores han sido públicos y han estado compuestos por profesionales expertos del sector, que aquí han sido claramente despreciados al proponerse la creación de una base de datos sin filtro alguno. Son ejemplos de procesos ya finalizados los de la Junta de Andalucía (500.000 euros adjudicados el 31 de julio), la Generalitat de Catalunya (1.300.000 euros, 23 de octubre), la Comunidad de Madrid (545.000 euros en junio y otros 500.000 euros en octubre), la Generalitat Valenciana (491.460 euros en octubre), el Gobierno de Navarra (90.105 euros en noviembre), el Cabildo de Gran Canaria (400.000 euros en mayo), la Xunta de Galicia (200.000 euros en octubre), el Govern Balear (140.000 euros más 15.000 euros del Consell en octubre), el Ayuntamiento de Santander (28.000 euros en mayo), o sin irnos muy lejos, Diputación de León (50.000 euros en noviembre)… El resultado de todos ellos ha sido el reforzamiento de las colecciones de sus museos públicos.

Además de este intolerable retraso, esta falta de transparencia y el nulo respeto por los múltiples y cualificados profesionales del sector, reiteramos nuestro malestar por la falta de consideración que tanto el Viceconsejero de Cultura y Turismo, Raúl Fernández Sobrino, como el Director General de Políticas Culturales, José Ramón González, han mostrado frente a los requerimientos, tanto del IAC como de AVACyL, después de que el pasado mes de octubre ambas asociaciones declináramos formar parte de un Comité Asesor del que nada más se conocía y por principio errado; para unas adquisiciones basadas en una base de datos también errada y que olvidaba otros trabajos ya realizados en el pasado con mucho más rigor. Imaginamos que todo ello, como siempre, por culpa de sus “servicios jurídicos”. Mientras tanto, el Consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, y el director general de la Fundación Siglo, Juan González-Posada guardan silencio.

Acaba este terrible año de pandemia y los representantes políticos de la cultura de nuestra Comunidad no han estado a la altura de las circunstancias ni han cumplido con sus promesas para –son sus palabras– “contribuir al mantenimiento del tejido de los artistas visuales y galerías de arte de la Comunidad para el que la crisis de 2009 ya supuso un duro golpe (…) y la crisis actual está poniendo en peligro, como a buena parte de las empresas de este sector”. Por ello, para que dichas adquisiciones se ejecuten de inmediato como se ha hecho en el resto de Comunidades, exigimos que se publique la convocatoria definitiva apoyada en un procedimiento sensato y con un Comité Asesor transparente y formado por expertos del sector.

Es inaudito e intolerable que la Junta de Castilla y León siga sometiendo al sector del arte contemporáneo a un estado de ninguneo permanente y que la Consejería de Cultura siga sin aportar soluciones para mitigar la tremenda situación de los artistas y trabajadores de la cultura. El impacto para el sector es terrible, tal y como se desprende del estudio “La cultura en Castilla y León” realizado por la Fundación Jesús Pereda o de las encuestas del Observatorio de la Cultura de la Fundación Contemporánea que reflejan una caída alarmante del empleo, los ingresos y los presupuestos destinados a un sector frágil y abandonado.

A todo esto hay que sumar el maltrato que están recibiendo algunas de las instituciones culturales más prestigiosas de la Comunidad, lo que ha derivado, por ejemplo, en la dimisión del director y del gerente de la OSCYL (puestos que siguen sin cubrirse), en el recorte presupuestario del MUSAC (para el que se anunció en septiembre un concurso de dirección que todavía no ha sido convocado y que exigimos y exigiremos hasta que se publique) o en trabas burocráticas que ralentizan la gestión cuando más ágil debería ser para solucionar los problemas de la cultura en momentos como los que estamos viviendo.

30 de diciembre de 2020
IAC Delegación de Castilla y León